+1 (305) 908-3413
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Docente en Escuela Bienestar
12 min de lectura

¿Cómo funciona la inteligencia emocional?

mujer señalando su frente

En ciertos momentos de la vida, las emociones provocan que perdamos el equilibrio y actuemos sin pensar, para esto existe una habilidad que se puede cultivar y te permitirá lidiar con estas situaciones difíciles ¿Sabes a qué nos referimos? ¡Así es! Se trata de la inteligencia emocional (IE) y aunque puede parecer una capacidad difícil de conseguir, en realidad se lleva a cabo al momento de liderar o hacer una negociación y puede desarrollarse cada vez más, hasta integrarse en el día a día. Conoce todo respecto a esta habilidad humana por medio de nuestra Clase Magistral y aplica sus grandes beneficios a tu vida desde ahora.

Hoy aprenderás cómo incorporar la inteligencia emocional en tu vida para manejar tus emociones y experimentar mayor bienestar ¿Estás listo? ¡Adelante!

balanza, corazón y cerebro

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

Si queremos fortalecer la inteligencia emocional, primero necesitamos saber a qué se refiere este término. El psicólogo estadounidense Daniel Goleman (1998) definió inteligencia emocional como la capacidad de identificar, regular y expresar adecuadamente las emociones, reconociendo el momento, la intensidad y las personas correctas para mostrarlas, lo cual nos permite experimentar empatía y confianza en las relaciones personales. 

Al ser concebida como una habilidad o capacidad, la inteligencia emocional puede entrenarse y medirse, además de encontrarse al alcance de todos. Si deseas profundizar más en la inteligencia emocional y sus tantos beneficios, regístrate en nuestro Diplomado en Inteligencia Emocional y comienza a cambiar tu vida desde el primer instante.

hombre haciendo gestos

¿Cómo funciona la inteligencia emocional?

Las emociones impactan en los pensamientos y las acciones, por lo que la IE busca ayudarte a entender la forma en que se desarrollan, así como la mejor forma de gestionarlas. 

Existen seis momentos en el proceso emocional ¡vamos a conocerlos! 

Momento 1: El estímulo o evento

reloj, hombre y carros

Sucede cuando hay un acontecimiento que detona una emoción. Imagina que tienes el tiempo justo para llegar a una reunión de trabajo, pero cuando quieres sacar el auto del garaje descubres que otra persona bloqueó la salida con su carro, te asomas a la calle tratando de encontrar al dueño, pero no ves a nadie a tu alrededor. 

Momento 2: Surge una emoción básica

hombre molesto

A raíz de este estímulo o evento surge una emoción de manera natural y rápida, puede ser de ira, sorpresa o cualquier otra, en palabras del doctor Eduardo Calixto, doctor en Neurociencias por la UNAM “cuando la gente siente que tiene sus objetivos bloqueados, especialmente por razones legítimas, se enfada y se vuelve agresiva”, es así como la emoción se manifiesta intensamente y no hay nada que se pueda hacer para evitarlo. 

Momento 3: Se involucra el pensamiento

hombre desmotivado

Posteriormente también participa la lógica,  lo que genera una conclusión, es probable que pienses “esto va a retrasar mi salida a la junta y puede que pierda mi trabajo”, esta actividad mental produce un nuevo estímulo que propicia el surgimiento de una segunda emoción básica. 

En este caso la primera emoción fue la ira y el pensamiento en torno a ella provocó la aparición del miedo por perder el trabajo, por lo que ahora se experimenta ira y también miedo. 

Momento 4: Se toman acciones

hombre pensando

Todas las emociones tienen como finalidad el movilizarnos a la acción, nuestro cerebro está ahí para poder modelarlas, pero si tu forma de pensar te conduce al enojo, ¿a dónde crees que te llevará? Los pensamientos negativos nublan la mente, por lo que alimentar la emoción puede llevarte a actuar irracionalmente. Quizá comiences a tocar timbres para encontrar al culpable o destruyas al automóvil invasor, haciendo el problema más grande. 

En cambio, si piensas en positivo, te enfocas en la solución y abres las posibilidades, quizá puedas tomar un taxi o aprovechar que te es imposible manejar para avisar que vas un poco tarde, si al regresar a casa el automóvil sigue ahí, puedes llamar a una grúa y terminar con la situación. Todo tiene solución y es más fácil encontrarla cuando enfocamos nuestra mente hacia este objetivo. 

Momento 5: Se cosechan resultados

hombre pidiendo un taxi

Dependiendo de la regulación de tus emociones y la actividad mental, se pueden dar ciertas situaciones y no es difícil adivinar los posibles finales en esta historia, si elegiste la primera opción y te dejaste llevar por una emoción descontrolada, probablemente no llegaste a la junta, no pudiste avisar a tu jefe y discutiste con tu vecino. 

En cambio, en la segunda situación aceptaste tu emoción y enfocaste tu mente hacia las soluciones, de esta forma lograste aumentar tu autoestima, confianza en ti mismo y no desperdiciaste tu energía. ¿Te das cuenta como la felicidad y las posibilidades de vivir con paz, equilibrio y armonía se encuentran a tu alcance? Todo depende de tu enfoque.

Momento 6: Se construyen creencias

hombre haciendo un gesto positivo

Las creencias pueden ser negativas o positivas, pues son ideas que tenemos acerca de nosotros, cuando son negativas obstruyen el camino hacia nuestras metas, pero cuando son positivas o neutrales aportan a nuestros objetivos de vida.

Las creencias también se manifiestan en afirmaciones, pensamientos, juicios e ideas sobre conceptos como el amor, el dinero, el éxito o la religión. Nos permiten asignar a cada experiencia un significado, debido a que son el motor de los pensamientos y por lo tanto estimulan los resultados que se obtienen de cada situación.  

Existen dos tipos de creencias: 

1. Creencias positivas

Te permiten experimentar apertura, lo que provoca que seas capaz de implementar acciones que te faciliten conseguir tus objetivos. 

2. Creencias negativas

No generan motivación, lo que te lleva a un callejón sin salida, sin posibilidad de acción y por consiguiente te complican el alcanzar tus objetivos.

Cinco atributos que puedes conseguir a través de la inteligencia emocional

Cuando cultivas la inteligencia emocional, obtienes habilidades que te permiten enfrentar mejor las situaciones difíciles y favorecer diversos aspectos de la vida como la familia, la salud y el trabajo. 

Los cinco atributos que debes fortalecer para implementar la inteligencia emocional son: 

1. La autorregulación

Capacidad de controlar tus sentimientos y comportamientos impulsivos, lo que te permite manejar tus emociones de forma saludable, tener mayor iniciativa y adaptarte a las circunstancias cambiantes. 

2. La autoconciencia

Te permite conocer tus emociones y cómo estas afectan tu comportamiento y pensamientos, de esta forma aprenderás a identificar tus fortalezas y debilidades, además de fomentar la confianza en ti mismo. 

3. Conciencia social

Al obtener conciencia social, también podrás generar empatía, lo que te ayuda a percibir tus sentimientos y perspectivas, así como comprender las emociones, preocupaciones y necesidades de otras personas. 

4. Automotivación

La automotivación es el impulso que te permite alcanzar tus metas y lograr estándares de excelencia, es el compromiso que te dará la posibilidad de alinearte con los objetivos de otras personas y la iniciativa que te permitirá tomar las oportunidades. 

Te invitamos a leer nuestro artículocómo ser disciplinado: guía paso a paso”, en el que aprenderás cómo fomentar la disciplina de forma sencilla en tu vida. El compromiso es un hábito que se trabaja y fortalece con el tiempo, tu puedes lograrlo. 

5. Gestión de relaciones

La inteligencia emocional te ayudará a saber cómo desarrollar y mantener buenas relaciones, podrás comunicarte de forma clara, inspirar a otros, trabajar en equipo y manejar los conflictos.

Para conocer otros atributos de la inteligencia emocional, regístrate en nuestro Diplomado en Inteligencia Emocional y deja que nuestros expertos y docentes te asesoren de manera personalizada en todo momento.

personas haciendo distintos gestos

Los 4 beneficios de la inteligencia emocional

Con inteligencia emocional también podrás conseguir 4 grandes beneficios que te permitirán lograr una mejor calidad en tu experiencia de vida ¡conozcámoslos! 

1. Bienestar emocional

Obtendrás una actitud motivada y empática, ya que establecerás relaciones más armoniosas con los demás, podrás adaptarte mejor a tu entorno social, incrementarás tu conciencia y equilibrio en las emociones y expresarás mayor serenidad, incluso en los momentos difíciles y desagradables. 

2. Bienestar físico

La serenidad, el amor y la alegría son estados emocionales que te permitirán una recuperación más rápida y menos enfermedades, por el contrario, la ansiedad y la tristeza empeoran tu situación física. Ahora que comprendes esto, puedes usar la inteligencia emocional a tu favor.  

3. Éxito académico

La educación socioemocional favorece también el desempeño académico, la razón es que brinda a los estudiantes diversas herramientas, permitiéndoles enfrentar los desafíos de manera más racional y consciente, además de estimular la automotivación, la persistencia, la tolerancia a la frustración y la estabilidad. 

4. Desempeño laboral

No importa la clase de trabajo que realices, sin importar tu campo deberás interactuar con otros. Cada vez más organizaciones se comprometen a ser emocionalmente inteligentes, pues las relaciones de trabajo permiten desarrollar a sus colaboradores e impulsar su desempeño, motivación, crecimiento y productividad.

personas en distintas situaciones

Es importante mencionar que todas las emociones son naturales, necesarias y cumplen una función que nos ha permitido sobrevivir y adaptarnos. La inteligencia emocional te permite conocer mejor tus emociones para después regularlas, si comprendes sus características y observas su presencia, te harás más consciente cuando las experimentes.

Identifica tu nivel de inteligencia emocional

La inteligencia emocional es un conjunto de habilidades y comportamientos que puedes fortalecer cada vez más, al principio es muy útil que identifiques el punto en el que estás, pues con esto podrás saber cuales son los aspectos más sencillos o difíciles para ti, y seguir desarrollando tus habilidades. 

Aspectos que indican que tienes baja Inteligencia Emocional:

  • te sientes incomprendido;
  • sueles irritarte fácilmente;
  • te abruman las emociones que sientes, y
  • en ocasiones te cuesta ser asertivo o mostrar tu opinión.

Aspectos que indican que tienes alta Inteligencia Emocional:

  • comprendes los vínculos entre tus emociones, cómo se comportan y cómo las expresas;
  • mantienes la calma y la compostura en situaciones estresantes;
  • tienes la capacidad de guiar a otros hacia un objetivo en común, y
  • manejas a las personas difíciles con tacto y diplomacia.
mujer con los ojos cerrados

Son muchas las posibilidades, quizá encuentres que tienes una baja inteligencia emocional, tal vez es alta o es una mezcla de ambas, en cualquiera de las situaciones, fortalecer esta habilidad traerá múltiples beneficios a tu vida, veamos un ejercicio que puedes implementar. 

Ejercicios para mejorar tu inteligencia emocional

El siguiente ejercicio te ayudará a mejorar tu inteligencia emocional, puedes aplicarlo en cualquier situación de tu vida, especialmente si es desafiante. Para comenzar, presta atención a tus sentimientos y pensamientos al mismo tiempo que los aceptas, verás que con el tiempo este paso a paso se integrará naturalmente a tu vida. 

Te recomendamos leer una guía rápida para desarrollar tu inteligencia emocional.

¿Qué te pasa con las emociones intensas? ¿Sueles enrojecerte? ¿Te palpita muy rápido el corazón? ¿las manos te sudan? que reconozcas cómo te sientes te permitirá comprender y regular tus emociones, pues lo malo no es sentir, sino la forma en la que te relacionas con lo que sientes. 

Cuando experimentes una emoción lleva a cabo los siguientes pasos:

Paso #1: Nombra tu emoción, etiquétala para diferenciarla

esquema emociones

Paso #2: Evita negar tus emociones, pero trátalas como si fueran de otra persona

Paso #3 Observa tus emociones y acéptalas

mujer joven haciendo gestos positivos con las manos

Paso #4 Siente las emociones e identifica cómo se expresan físicamente en tu cuerpo

mujer enojada

Paso #5 Escribe lo que sientes (cómo las experimentas y qué haces para manejarlas)

Dominar la ira y la irritación es posible. En nuestro artículo ¿cómo dominar el mal genio y el enojo? descubrirás cómo hacerlo por medio de la inteligencia emocional.

Una de las prácticas más eficientes para adquirir y mejorar tu inteligencia emocional es por medio de la atención plena o mindfulness, pues esta te ayudará a generar una mayor conciencia y autorregulación en tus emociones, así logra reducir y en algunos casos eliminar la angustia ante situaciones tensas. Sigue las siguientes recomendaciones generales para mejorar tu inteligencia emocional: 

  • observa cómo reaccionas ante los demás, puedes escribirlo en un cuaderno para tenerlo más presente; 
  • intenta ponerte en su lugar y comprométete a ser más abierto ante las opiniones de los demás. Acepta sus perspectivas;
  • si solo te enfocas en tus logros, busca practicar la humildad y el reconocimiento de los otros;
mano masculina joven escribiendo
  • autoevalúate para identificar tus debilidades y obtener una imagen honesta de ti mismo; 
  • examina cómo reaccionas ante situaciones estresantes y trabaja para mantener la calma y el control;
  • asume la responsabilidad de tus acciones; 
  • enfrenta tus errores disculpándote y buscando formas para realizar las cosas de la mejor manera;
jóvenes sonriendo y abrazándose
  • Piensa cómo tus acciones siempre causan una reacción que puede afectar para bien o para mal, y 
  • Antes de realizar una acción piensa cómo esta repercute en la vida de otros, ponte en el lugar de los demás para comprender estas consecuencias.
hombre y mujer angustiados

Hoy has aprendido como la inteligencia emocional puede beneficiar tu vida y los aspectos que puedes comenzar a implementar para fortalecer esta habilidad, ábrete a la oportunidad de practicar este conocimiento y cambia la forma en que percibes todo lo que te rodea. 

Si quieres lograrlo, solo tienes que transformar tus pensamientos y gestionar tus emociones, quizá se escuche complicado, pero ahora sabes que el primer paso es reconocer tus emociones y comenzar a relacionarte con ellas de forma íntima. Sabemos que lo harás increíble. ¡Vive el proceso!

hombre joven pensando

Puedes comenzar a gestionar tus emociones en nuestro Diplomado en Inteligencia Emocional en el que aprenderás a mejorar tu bienestar y calidad de vida reconociendo tus sentimientos y fortaleciendo tu empatía. ¡Consigue tus metas! Tú puedes.

Deja una respuesta

Nilda Guzman 04.03.2021, 08:17

Quisiera Poder imprimir este articulo.Muy interesante

Aprende Institute 04.03.2021, 08:48

Nilda Guzman, que gusto contar con tu interés. Con nuestra ayuda obtendrás formación integral, estructurada y con fundamento. 💯

Conoce todos los detalles aquí https://bit.ly/2TJ6Cp9 ✔️