+1 (305) 908-3413

Alteraciones del ritmo cardiaco en el adulto mayor

6 min de lectura
alteraciones-del-ritmo-cardiaco-en-el-adulto-mayor

En promedio, el ritmo cardiaco saludable para un ser humano oscila entre los 60 y 100 lpm (latidos por minuto). A este valor se le conoce bajo el nombre de ritmo sinusal. 

¿Qué sucede en una alteración del ritmo cardiaco? Son muchas las causas y los síntomas que desencadenan cada condición. Y aunque algunos casos pueden presentarse en edades prematuras, este tipo de fallas cardiacas son más comunes en adultos mayores. En esta publicación conocerás las causas de estas alteraciones, identificarás las más comunes y aprenderás cómo puedes tratarlas.

¿Por qué se altera el ritmo cardiaco de un adulto mayor? 

El corazón funciona con un mecanismo que se encarga de enviar impulsos eléctricos a diferentes áreas del músculo cardiaco, conocido también como miocardio. Esto provoca contracciones rítmicas y continuas, que producen latidos. A este sistema se le conoce como nodo sinusal o marcapasos natural.

Cuando existen alteraciones del ritmo cardiaco, esta función suele verse afectada por diversas condiciones que se presentan especialmente en adultos mayores. Es durante la etapa de la vejez donde el sistema cardiovascular empieza a presentar modificaciones, derivadas del estilo de vida de cada persona.

Entre las causas más frecuentes por las que surgen estas alteraciones, podemos destacar las siguientes.

Abuso de medicación

El abuso de algunos medicamentos, ya sean bajo receta o de venta libre, puede causar efectos secundarios en el sistema cardiovascular, como la alteración del ritmo cardiaco o la inflamación del músculo cardiaco.

Problemas de tiroides

Según un artículo publicado por la Revista de la Clínica Las Condes, los trastornos asociados a la función tiroidea, como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo, desencadenan cambios que afectan directamente al sistema cardiovascular. Esto provoca que muchos pacientes empiecen a desarrollar síntomas de taquicardia, bradicardia, disfunción sinusal o bigeminismo ventricular. 

Algunos estudios han logrado establecer que las alteraciones del ritmo cardiaco ocurridas bajo estas afecciones, logran aumentar entre el 20% y 80% la morbilidad y mortalidad vascular.

Mala alimentación

Algunos alimentos como café, té negro, comidas con alto contenido de grasas trans o bebidas energéticas, también pueden provocar una alteración del ritmo cardiaco. Muchos profesionales recomiendan una nutrición con alimentos saludables y balanceados para prevenir o controlar estas afecciones de la salud. 

Tipos de alteraciones del ritmo cardiaco

Pueden clasificarse según su origen (ya sea de aurícula o de ventrículo) y por la cantidad de latidos realizados por minuto. Dependiendo del caso, podemos hablar de diferentes patologías. A continuación mencionaremos algunas.

Taquicardia

La taquicardia es un ritmo cardiaco irregular que suele marcar más de 100 lpm. Aunque este tipo de aceleraciones son normales durante el desarrollo de una práctica física o ejercicio, no deberían suceder en estado de reposo. Esta condición se presenta en las cavidades superiores e inferiores del corazón, por lo que encontraremos taquicardia auricular y ventricular. 

Bradicardia

En estado de reposo, un corazón saludable debería presentar entre 60 y 100 lpm. Sin embargo, esta condición suele disminuir los latidos a un rango de entre 40 y 60 lpm. Este ralentizamiento produce una pérdida de fuerza, por lo que disminuye la capacidad del corazón para bombear sangre y oxígeno a las diferentes partes del cuerpo.

La bradicardia no genera un alto riesgo, pero sí tiende a presentar síntomas de presión arterial baja, falta de aire, cansancio extremo, mareos e incluso convulsiones en adultos mayores, que pueden combinarse con otras condiciones que hacen más complicado el diagnóstico.

Bradiarritmias

Esta condición se determina por una frecuencia cardiaca lenta, que no supera los 60 lpm. Además, registra alteraciones en el nódulo sinusal o marcapasos natural del corazón.

Arritmia ventricular 

Son las afecciones que se desarrollan en las cavidades inferiores del corazón, también conocidas como ventrículos. Las más comunes son: taquicardia ventricular, fibrilación ventricular, bigeminismo ventricular y contracciones ventriculares prematuras. 

Uno de los trastornos cardiacos más frecuentes en la población es el bigeminismo ventricular. Sin embargo, el más grave dentro de esta tipología es la fibrilación ventricular.

Arritmia supraventricular

Esta condición se localiza en la parte superior de las cavidades del corazón, es decir, las aurículas. Algunas de las arritmias de este tipo son taquicardia supraventricular, síndrome de Wolff – Parkinson y fibrilación auricular.

Todas estas disfunciones cardiacas pueden provocar uno o diversos síntomas, por lo que a veces es difícil detectarlas en algunos pacientes. Entre las señales más comunes se encuentran las convulsiones en adultos mayores, así como mareo, aturdimiento, desmayo, palpitación, dolor en el pecho, y dificultad respiratoria.

asistiendo-a-una-persona-con-alteraciones-cardiacas

¿Cómo tratar estas alteraciones cardiacas en un adulto mayor?

Muchas de estas alteraciones del ritmo cardiaco pueden controlarse desde casa, realizando un cambio en el estilo de vida. Sin embargo, en algunos casos es necesaria la intervención médica y la aplicación de tratamientos.

Realizar actividad física

Es recomendable practicar un deporte o actividad física para poner el cuerpo en movimiento, además de reducir las condiciones que afectan el sistema cardiovascular. Así se fortalecerán los tejidos y huesos, previniendo fracturas o lesiones de cadera a futuro.

Garantizar una buena alimentación

Implementar una dieta saludable permite prevenir y controlar este tipo de afecciones, incluyendo síntomas como convulsiones en adultos mayores, además de mareos, fatiga y palpitaciones, entre otros. 

Acudir a revisión y control regular 

Si un paciente ha sido diagnosticado con alguna de estas afecciones, debe asegurarse de darles seguimiento periódico con un profesional médico; así como respetar y mantener un plan de medicamentos ideal para su tipo de condición.

como-cuidar-a-un-adulto-mayor-con-alteraciones-cardiacas

Conclusión

Las alteraciones del ritmo cardiaco se encuentran entre las causas más frecuentes de fallecimiento para personas con 65 años de edad en adelante. Esta tendencia se puede revertir, siempre y cuando se diagnostique a tiempo y sea tratada con medicación, alimentación y un estilo de vida más saludable.

Muchas de estas condiciones pueden ser tratadas sin necesidad de contar con una intervención quirúrgica. Nuestra recomendación es que consultes con un especialista para que te guíe sobre los pasos que debes seguir.

¿Quieres saber más acerca de las alteraciones del ritmo cardiaco y otras enfermedades de la tercera edad? Ingresa al siguiente enlace y conoce nuestro Diplomado en Cuidado del Adulto Mayor, donde aprenderás conocimientos avanzados sobre esta área de creciente demanda. ¡Aprende lo que te apasiona!

Norma Ornelas