+1 (305) 908-3413

¿Cómo gestionar una crisis en tu negocio?

6 min de lectura
como-gestionar-una-crisis-en-tu-negocio

En el mundo de los negocios, las crisis pueden llegar en cualquier momento y esto puede deberse al terreno financiero, los cambios de paradigmas en el mercado (la llegada de un nuevo competidor),  el núcleo interno de tu empresa, o un problema en relación con los clientes. 

Así como debes estar preparado para el éxito, es indispensable contar con herramientas que te permitan llevar un buen manejo de las crisis en la empresa. El motivo es muy simple: de estas situaciones o puedes salir fortalecido, o puede significar tu salida del mercado. Como seguramente la segunda opción no está en tus planes, a continuación encontrarás una guía práctica para manejar con astucia estos escenarios negativos. 

Recuerda que el aprendizaje constante es fundamental para mantener tu negocio en el mejor estado. Esto te permitirá saber cuáles son las cuatro etapas de una empresa y diseñar las mejores estrategias de marketing para tu negocio. ¡Empecemos!

¿Qué es una crisis en un negocio? 

Imaginar escenarios desfavorables es una buena estrategia que te permitirá armar con tu equipo de trabajo un plan que sirva para el manejo de crisis en una empresa. La idea es que sean situaciones cercanas a la realidad, para lo cual hay tres preguntas claves que debes hacerte durante el proceso:

  • ¿Cuáles son los riesgos que podría enfrentar tu empresa? (según el rubro)
  • ¿Cómo podemos responder?
  • ¿Qué o quiénes tienen que actuar?

Hoy te daremos algunos ejemplos de momentos de crisis ocasionados por diferentes factores.

  1. Crisis internas: ambientes laborales negativos, en los que rige una mala comunicación,  pueden producir conflictos entre el personal. Esto puede desencadenar huelgas y baja productividad.
  2. Crisis externas: la buena reputación de una empresa o negocio se puede ver afectada por comentarios malintencionados de personas que no empatizan con la empresa, han tenido una mala experiencia, ex trabajadores, e incluso noticias falsas. 
  3. Fallas en el producto o servicio: detalles de fabricación en el producto o el cambio repentino de los beneficios de algún servicio, son detonantes de malestar entre los consumidores. 

Aprender a detectar y adelantarse a las crisis es tan importante como adquirir conocimiento y herramientas para destacar en el negocio. En el siguiente artículo puedes conocer las 10 habilidades para ser un buen emprendedor. No pueden faltarte.

gestionar-crisis

¿Cuáles son las etapas de una crisis?

Para realizar un buen manejo de crisis en una empresa debes estar atento a las señales que surgen día a día, ya que este tipo de situaciones no se desencadenan de la noche a la mañana. Para esto, debes conocer las etapas de la crisis. Veamos cuáles son:

Incertidumbre

Cuando algo anda mal, una sensación de expectativa se apodera de la organización. Comienzan a surgir rumores y teorías, lo que favorece la desinformación y el miedo. Este ánimo y ambiente puede desanimar a todos los miembros de la organización. Por ello, en esta instancia lo ideal es comenzar con el protocolo de manejo de crisis en una empresa. 

Entendimiento

Sin importar la etapa de la crisis que estemos pasando, lo primero siempre es hacer una evaluación de las causas a fin de entender qué está fallando. Con esa información se debe hacer una proyección de las posibles consecuencias y a la vez pensar en soluciones viables

Evaluación de planes de acción y costos 

Tendrás que dar una respuesta y lo mejor es que la hayas pensado bien. Por eso, la siguiente de las etapas de la crisis es elegir qué respuesta dar, cómo hacerlo y cuál es el costo que se deberá asumir. Incluso puedes decidir cómo amortiguarlo en caso de tener que acarrear con pérdidas o asumir una deuda.

Hablando de deudas, te puede interesar ahondar un poco más sobre ¿cómo gestionar las deudas de un emprendimiento? 

tips-para-gestionar-las-crisis-en-un-negocio

¿Cómo gestionar una crisis en tu negocio?

Aprender a identificar los momentos de crisis es, sin lugar a dudas, el primer paso para resolver cualquier situación adversa. Sin embargo, la clave para transformarlas en un aprendizaje positivo y mejorar la reputación depende de nuestra forma de gestionarlas. 

Hacer una revisión constante

Para manejar los momentos de crisis primero se debe identificar cuando las cosas no están marchando bien e inmediatamente dar con la fuente del problema. Algunos indicadores pueden ser:

  • Baja productividad 
  • Pérdida de clientes

Realiza una revisión constante de tus indicadores de productividad, como las encuestas de clima laboral cada semestre y los controles de calidad periódicos. Si las incorporas en tu organización, notarás como las crisis no escalan ni traen mayores complicaciones. 

Responder y/o explicar el conflicto

Quedarse de manos cruzadas no es una opción cuando la crisis se acerca de manera inminente. Debes dar una respuesta y lo mejor es que esta pueda:

  • Explicar la situación real de la empresa para acallar los rumores.
  • Dar tranquilidad al personal, clientes y proveedores.
  • Ofrecer información oportuna, en especial a los afectados. 

Reparar daños

Dar una solución o reparar el daño que se ocasionó en tiempo y forma es el siguiente paso para gestionar una crisis con éxito. 

A las personas, trabajadores o clientes, les gusta saber que son escuchados y que sus acciones generan un impacto. A su vez, con esta estrategia puedes reforzar tu credibilidad. 

Aprender de los errores

Las crisis son oportunidades de crecimiento porque te permiten ver de manera tangible en dónde estás fallando y así determinar en qué momento debes hacer cambios profundos en la empresa. Esto te ayudará a dejar de cometer los mismos errores. 

Adaptarse

Ahora has identificado las causas de la crisis y has puesto en marcha un plan de acción. Aprender de tus errores te ayudará a consolidar las etapas de cambio y adaptarte a la nueva normalidad. Sigue trabajando para poner punto final a la crisis. 

Conclusión

Hoy has aprendido que el manejo de crisis en una empresa nunca debe ser tomado a la ligera, y algunas alternativas para responder de manera efectiva y a tiempo. Si quieres profundizar en esta área, puedes estudiar nuestro Diplomado en Ventas y Negociación, seguramente te será de gran utilidad. 

Por otro lado, si tienes intenciones de empezar tu propio emprendimiento, no dudes en inscribirte en nuestro Diplomado en Creación de Negocios. Adquirirás los conocimientos necesarios para volverte un empresario eficiente y exitoso. ¡Ingresa ahora mismo!

Susana Acosta Maldonado
Docente en Emprendimiento