Maya Luvianos
10 min de lectura

Así puedes lograr manos y pies saludables para tener a tus clientes felices

Por qué aprender sobre manicure te ayudará a mantener tus manos y pies saludables

Las manos tienen pocas glándulas sebáceas protectoras y son ellas quienes están más expuestas constantemente a los daños por el jabón, rayos UV, agua y todos aquellos contaminantes atmosféricos que existen. Si son ellas el epicentro de muchas de tus actividades y son las más vulnerables al deterioro de la piel, entonces ¿por qué descuidarlas? Mantenerlas sanas y jóvenes requiere compromiso y trucos de profesionales para lograrlo. 

La importancia de cuidar tus manos

La importancia de cuidar tus manos
La importancia de cuidar tus manos

Tus manos envejecen. Siempre están expuestas a los elementos químicos y a condiciones climáticas que son imposibles de controlar, el frío, el viento o el sol harán que envejezcan prematuramente. 

Por ejemplo, la piel de la palma es mucho más gruesa que en el dorso, y, a medida que creces, el colágeno y elastina irán disminuyendo y también experimentando una pérdida de grasa. Cuando esto sucede es posible que las venas en la parte superior de las manos se destaquen más, los nudillos se vean pronunciados, desarrolles manchas, líneas finas e incluso arrugas. 

Debido a la situación actual del COVID-19, el lavado frecuente de manos es una opción para reducir la posibilidad de adquirir la enfermedad, sin embargo, este lavado podría eliminar los aceites naturales que lubrican tu piel y la protege contra los factores externos que podrían lastimar la piel.  Entonces, ¿qué hacer para evitarlo? 

Ventajas de la manicura: cuidado de manos, pies y uñas,  técnicas y consejos

Ventajas de la manicura: cuidado de manos, pies y uñas,  técnicas y consejos
Ventajas de la manicura: cuidado de manos, pies y uñas, técnicas y consejos

El secreto para mantener unas manos saludables, jóvenes y libres de bacterias implica limpieza, desinfección y un cuidado de las uñas de forma periódica. Aprender sobre manicura te ayudará a fortalecer tus habilidades en el manejo de manos y pies, aplicando técnicas que mejorarán la salud, ayudarán a detectar problemas, aumentar la circulación sanguínea y reducir el estrés. 

Te brindamos algunos consejos que podrás aprender o perfeccionar en nuestro Diplomado en Manicure.

Tratar la superficie de las manos

La apariencia de las manos puede cambiar con los hábitos adecuados de cuidado y limpieza. Incluye los siguientes factores en tu rutina de manicura.

Proteger

Usa protector solar y aplícalo con frecuencia. De ser posible, usa guantes para la exposición prolongada al aire libre o en los momentos donde estés haciendo labores de limpieza.

Hidratar

Mantén tus manos hidratadas para contrarrestar la Crepey Skin o la piel arrugada. También puedes usar lociones o cremas frecuentemente para conservar la elasticidad.

Exfoliar

La piel seca es piel muerta. Puedes hacerlo con un exfoliador, de lo contrario puedes mezclar limón y azúcar para tonificar y luego de ello prueba comprar una crema a base de lanolina para proteger aún más tus manos. 

Corregir

Si tienes manchas por la edad, prueba combinar zumo de limón con crema de tratamiento para blanquear o aclarar la piel.

Para tratar y cuidar las uñas

Las uñas son fundamentales para brindar una apariencia juvenil y delicada a tus manos, en el curso dos del Diplomado en Manicure podrás aprender a contemplar aspectos importantes del cuidado de las manos como:

Escanear y diagnosticar la salud de las uñas

En ocasiones encontrarás manchas blancas en tus uñas o en las de tus clientes, que son naturales denominadas como leuconiquia; sin embargo, lesiones en la base de la uña como mordeduras o picaduras, deberán ser tratadas con cuidado para evitar lastimar o empeorar la herida.

Por otro lado, si encuentras manchas negras o cafés que se extienden hacia la cutícula, puede ser un melanoma, un tipo grave de cáncer de piel; algo que las personas no saben identificar a menudo. Si frecuentas mucho tonos oscuros, procura inspeccionarlas con detenimiento, tanto en manos o pies. Un dermatólogo puede apoyarte en un diagnóstico más acertado, por lo que deberás mantener controlado este tipo de cambios en la uña, ya que pueden significar más allá de un color.

Cómo mantener las uñas cada vez más fuertes

Las uñas hacen parte de tejidos muertos que siguen creciendo debido a células nuevas existentes debajo de la cutícula, lo que permite que se expulsen las más viejas. Irán saliendo más y esto dependerá de muchos factores, ya sean hormonales, temperatura o el envejecimiento que ralentiza este proceso. Para impulsar su crecimiento y fuerza puedes hacerlo a través de vitaminas como la Biotina que encontrarás en el complejo B.

Cuidar las cutículas es fundamental, una técnica para no pasar por alto

La salud de la uña depende gran parte de su cutícula, algo que se suele pasar por alto cuando está sana. Usualmente, las pequeñas lágrimas a causa de la sequedad dejan esta zona expuesta a infecciones y pueden causar una hinchazón un poco dolorosa.

Hidrata esta área de forma delicada para crear una barrera protectora ante bacterias, levaduras u hongos. Insiste a tu cliente que, aunque parezca normal, evite maltratar la zona y resista a quitar la cutícula. En su lugar puedes usar,  o recomendarle, un removedor que suavice y descomponga esa piel, luego empuje hacia atrás con el palito de naranja para evitar.

Realizar correctamente un manicure 

Aplicar esmalte es solo una parte de embellecer tus manos pero quizás es la menos importante al hablar de la salud y calidad de tus uñas. Conocer las técnicas de cuidado, con los productos correctos te permitirán otorgar una atención más detallada a las uñas. 

Por ejemplo, desarrollar crestas o estrías verticales es sinónimo de envejecimiento y su manejo correcto puede hacerlas desaparecer. De esta manera, si aplicas un relleno o realizas un pulido a la uña será posible alisarlas o eliminarlas; aunque ten cuidado de no adelgazarla demasiado para no aumentar su debilidad. 

De igual forma, otro consejo en la realización del manicure es que procures utilizar un quitaesmalte sin acetona para evitar la resequedad de las uñas. Así como limarlas en una sola dirección en lugar de hacerlo lado a lado. Es importante que para este tipo de sesiones de limpieza, tengas productos personalizados o bien desinfectados para prevenir transportar gérmenes u hongos de una persona a otra. 

Las herramientas que podrás personalizar son la lima y los palitos de naranja; para el caso de la pinza para cutícula y del cortauñas, podrás hacerle la correcta desinfección si trabajas en el área de manicura como servicio.

Limar las uñas correctamente

El corte o limado puede ser demasiado agresivo en algunos casos, aprende a identificar qué técnica deberás usar para garantizar el aspecto de los dedos estilizados. Para ello, en vez de cortar, procura usar una lima extra fina para manos delicadas y limes de forma redondeada o cuadrada.

El limado debe reflejar la curva en la base de la uña para obtener un aspecto natural, ya que su redondez crea menos posibilidades de romperse que las cuadradas. De no ser posible, puedes usar el cortauñas haciendo pequeños y varios cortes a través de la uña. 

Guía práctica para la cuidar las manos, previa a la manicura

Paso 1, realiza la respectiva limpieza

Retira el esmalte que pueda haber. Si la uña no está esmaltada límpiala con alcohol o sanitizante para remover cualquier suciedad. Luego procedemos a retirar la cutícula con el empujador, de esta manera eliminas piel muerta desde la base, hasta laterales.

Paso 2, retira correctamente la cutícula

  1. Calienta agua tibia y sumerge las manos alrededor de cinco a diez minutos. Luego aplica, si tienes, crema para cutículas para facilitar su retiro.
  2. Deja actuar el producto por unos minutos más y con la ayuda de un empujador de cutícula o palito de naranja, remueve suavemente la cutícula, comenzando por los bordes hacia atrás, suavemente.
  3. Utiliza el empujador ligeramente inclinado 30° para remover las células muertas.
  4. Finalmente, pon un poco de crema en las manos y realiza el masaje.

Paso 3, realiza un limado de uñas para mantenerlas sanas y fuertes

Según el tipo de uña, identifica cuál es el que mejor le queda a tu cliente. Algunas formas de limado:

  1. Uñas redondas. Son prácticas y resistentes. Lima los bordes para dar un efecto redondeado.
  2. Uñas ovaladas. Se realiza para darle una forma alargada a la uña. Lima por debajo desde las esquinas, hacia el centro de la lima, en posición plana y hacia arriba. 
  3. Uñas almendradas o en punta. Similar a la uña ovalada, pero el acabado imita la forma de la almendra. Para ello límala por los lados y acaba en una punta acentuada.
  4. Uñas cuadradas. Lima de forma recta en un ángulo de 90 grados y suaviza el borde libre, desde las esquinas, hacia el centro hasta quedar al gusto.
  5. Uñas semi cuadradas. La puedes hacer como la anterior, pero suaviza más sus bordes hasta redondearlos.

Paso 4, realiza un masaje de manos

  1. Coloca algunas gotas de aceite alrededor de las uñas y frota con la yema de los dedos, la cutícula. Puedes usar el aceite de tu preferencia.
  1. Agrega crema humectante sobre las manos de tu cliente y masajea con delicadeza los dedos, el dorso y la palma de las manos.
  2. Por último, ejerce una ligera presión con movimientos circulares, desde la punta de los dedos, hasta los codos pasando por el antebrazo.

Consejos adicionales para cuidar tus manos

  1. Hazte la manicura y/o pedicura. Con este servicio puedes crear estilos para tus uñas y verte elegante y sofisticada; y también podrás obtener un cuidado profundo para fortalecer la piel de tus manos y pies. Incluso tu misma lo puedes hacer si decides fortalecer tus conocimientos en el cuidado de las uñas, recuerda que el pintarlas es solo un adicional.
     
  2. Cuando lo necesites, aplica la técnica de ‘drenaje’ que implica reducir la cantidad de flujo sanguíneo a las manos reduciendo la una sensación visual de las manos manchadas. Consiste en llevar tus manos hacia tu corazón por un minuto. Podrás aplicarla si requieres que se vean lo mejor posible. También podrás acompañar este tip reduciendo el consumo de cafeína, sal y azúcar para ayudarte a que tus venas se vean menos prominentes.
  3. Fortalece la salud de tus manos con ingredientes caseros como la mezcla de avena cruda y miel, déjalo reposar por cinco minutos y enjuaga con agua tibia, verás cómo se hidratarán dejando una textura suave en la piel.
  4. Elige un buen humectante para manos. El principal objetivo de humectar es restablecer la función de barrera de la epidermis, proporcionar una película protectora, rellenar las grietas que tengas, calmar la piel y sobre todo, mejorar la apariencia y textura. 

Aprender de manicura te ayudará a mejorar las técnicas de cuidado para manos, conociendo cómo desinfectar herramientas y uñas, hasta reconocer lesiones importantes que puedas tener en la piel. Ten en cuenta que el cuidado de las manos es más allá que pintar tus uñas estilizadamente y que toda su salud depende de cómo las consientas. 

Deja una respuesta

Diseñadora de Moda egresada de la Universidad de Londres, condecorada como la primera de su generación; diplomada como Diseñadora de Imagen Personal por la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta además con una visión integral desde las humanidades, pues cuenta con estudios de Sociología por la misma Casa de estudios. También está certificada como Coordinadora de Eventos por la Secretaría de Educación Pública.
Desde 2010 realiza vestuario escénico para bailarinas de Tango. Trabajó para Liverpool y Suburbia e-Commerce como Stylist Manager, creando los looks para la presentación visual en la tienda virtual. En 2019 tuvo su primer colaboración para una pasarela de Diseñadores emergentes mexicanos, en la que participó como Diseñadora Creativa.

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más